Últimos temas
» Un extraño lugar para encontrarse (Privado con Minako)
Hoy a las 3:42 pm por Iori Aneshi

» Registros de Planetas
Hoy a las 1:23 pm por Black Lady

» Registro de PB
Hoy a las 1:22 pm por Black Lady

» Registro de Razas
Hoy a las 1:21 pm por Black Lady

» Registros de Rangos
Hoy a las 1:20 pm por Black Lady

» Ficha Batalla Ryusangyu
Hoy a las 1:04 pm por Minako Aino

» Nuevos comienzos ~#Michiru {Pasado}
Hoy a las 12:39 pm por Michiru Kaioh

» salida de chicas (pasado con minako)
Hoy a las 1:40 am por Minako Aino

» Afrontando la realidad (Latis - Usagi)
Hoy a las 1:07 am por Usagi Tsukino

Normativa General

- La cantidad de líneas para rol es de DIEZ -El avatar es de 200*400 y la firma 500*300 -Si quieres rolear debes realizar primero la ficha y luego los registros.


Creditos & Agradecimientos

Los creditos por el skin de este foro son para Nymphea de Nymphea's Cage , quien nos lo ha prestado sin costo alguno,respeta su trabajo y no plagees. Las modificaciones fueron hechas por Nymphea's Cage. Particularmente nombramos a Halloween, Insanities, Hardrock por sus tablillas, o cualquier otra cosa. Las normas de batalla son auspiciados por el foro Naruto Rises.

Loving Pets
Hermanos
Recursos/Directorios
One Piece LegacyAcademia LegacyCrear foroBoku no Hero ROL
Elite

Sin nombre

 :: Off Topic :: Fan Fic

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sin nombre

Mensaje por Christtinne Gabihel el Miér Dic 27, 2017 9:50 pm

Aquí dejo un fan fic sin terminar. Poco a poco seguiré escribiendo.

Desde antes de que se formara Quartet Night, Ranamaru Kurosaki quien formaba parte de una banda de rock, conoció a una joven, quien iba siempre al pub a ver al grupo. Podría decirse que ya es una cliente habitual y una de las fans más queridas. La joven rubia siempre se mantiene alejada de la monotonía de las fans eufóricas, ya que más de una vez se a tropezado y la han pisoteado. Esa noche para la joven todo iba a cambiar.
 
Cuando la banda dio por finalizado, Lucia creyó que ellos se retirarían por la parte trasera y era obvio, ya que como cantante que deben de estar horas y horas tocando, es normal que se cansen y decidan ir a descansar, pero esta noche algo inusual sucedió, algo que para la vida corriente de Lu cambiaría. Ranmaru el bajista y cantante se acercó a la barra para pedir un trago, como era algo común muchas chicas se le acercaron, dejándolo completamente atrapado.
 
Para Lucia quien estaba a su lado, la hicieron a un lado votando-la al suelo de su asiento. El cantante no se percató de ello, pero notó algo que al parecer el fastidio del hombre por querer tomarse un vaso de Whisky de forma tranquila no lo podría realizar. Si bien el joven hombre tenía un mal carácter, esta noche lo hizo resaltar lo que varias fans quedaron un tanto shockeadas al ver la verdadera personalidad del hombre, algunas se molestaron y se retiraron, otras se pusieron a llorar y otras solo ignoraron, ya que querían un autógrafo, una foto y en los peores casos, sexo.
 
Lucia se levantó del suelo y gritó asustada. - ¡Viene la policía! - Fue lo primero que se le ocurrió a la rubia y las chicas salieron corriendo en varias direcciones, chocándose, hasta empujando al cantante sin importar que podía pasar con los demás. Fue algo tonto, pero efectivo, aunque tenía que actuar rápido ya que se van a dar cuenta tarde o temprano.
 
-      ¡Ven vamos, si quieres salir vivo de acá será mejor que me sigas! - Ranmaru enarco una ceja algo dudoso, pero tomó la mano de la rubia solo para lograr escapar esa noche y estar más tranquilo. Lucia le pasó el casco de su moto y ambos subieron al transporte para salir a toda velocidad de ese lugar. Ese día pudo sentir como las manos rodeaban la cintura pequeña de la fémina y un calor intenso en sus mejillas apareció ya que ningún hombre le había tocado de esa manera.
 
Al alejarse del lugar y estar en la carretera, se detuvo ya que tenía que esperar a la luz verde. - ¿Hacía que dirección esta tu casa? No quiero que te lo tomes a mal, solo voy a dejarte y luego me iré. - Comentó la chica sin mirar al hombre que había salvado. Era obvio que dudara por un momento después de que las chicas querían sexo con el pobre de Ranmaru.
 
-      Déjame en el G-stays Shinjuku. - La chica se volteo ya que ella vivía en aquel mismo lugar. Ambos se miraron y Ranmaru no entendía que era lo que pasaba. - ¿Qué pasa? soy una persona sencilla no creas que por ser músico tenga que vivir en lugares lujosos- Comentó. - No estoy reprochándote nada, solo que me asombra ya que yo vivo allá. -
 
Ambos no sabían de su existencia a pesar de que viven en los mismos departamentos, bueno debe ser porque son 4 bloques y en uno de ellos es que vive el albino. Al llegar a casa y estacionar la moto, ambos se bajaron. - Yo vivo en unas de los últimos bloques. - Comentó la chica, aunque era algo tonto ya que posiblemente a él no le importaba. - Ya veo, yo vivo acá. Gracias por la ayuda, te debo una...- Hizo un ademan ya que necesitaba saber el nombre de la chica. - ¿Cuál es tu nombre? - Pregunto con amabilidad, pero sonando con cierto tono de frialdad.
 
-      Mi nombre es Lucia von Grnzcich. - Le daba algo de gracia el solo decir su apellido, ella solo lo hacía para molestar porque en su apellido solo tenía una sola vocal y a muchos les dificultaba pronunciarlo y efectivamente como paso con Ranmaru, posiblemente en su mente trataba de pronunciarlo y se maldecía que no pudiera hacerlo. - Bien Lucia, gracias por ayudarme. - Eso fue lo único y últimas palabras que salieron de su boca y ambos tomaron rumbos diferentes.
 
Posiblemente ella era la única chica... fan del grupo que sabe en donde vive ahora Ranmaru y sin darse cuenta se percató que son vecinos en pocas palabras, vecinos que nunca se ven.
 
Había pasado varios días, desde que no había visto al albino, la joven mujer tenía que pasar por al frente del bloque de Ranmaru, pero ningún día coincidían para verse por lo menos decirse hola. Lu mentalmente imaginaba el momento de ingresar al edificio y tocar puerta por puerta en donde vive Ranmaru, pero no quería que la viera como una acosadora, pero la timidez de la chica posiblemente la hacía recapacitar y no molestar.
 
A final de mes, quien la chica había llegado a los departamentos cargada de bolsas, la chica prácticamente tenía que descansar para poder seguir su viaje ya que llevaba dos bolsas en cada mano, en total 4 bolsas cargadas, había perdido esperanza de que algún día lo encontraría.
 
Al pasar por la puerta principal, Ranmaru había salido de esta y sin dudarlo este se acercó a paso rápido para ayudar esta vez a su vecina. -Gracias. - Comentó la joven chica. - Es lo mínimo que puedo hacer, además tenemos que ayudarnos, ya que somos vecinos. - Comentó sonriendo. Era una de las pocas veces que vio al chico sonriendo y eso hizo que el corazón de Lu se acelerara. - ¿En qué departamento vives? - Pregunto. - Acá, en el primer piso habitación 3. -
 
La rubia detesta mucho los departamentos ya que se escucha todo, le teme mucho a la altura y por algún temblor, si viviera en los últimos pisos es en donde más se siente. La chica abrió la puerta y dejó las bolsas en el suelo, ya no podía más con ellas, pero por fin había llegado a casa. Ranmaru tomó las otras bolsas ya que vio a Lucia agotada por el viaje. - Como no hay nadie que te quiera ayudar. - Comentó molesto al ver a una mujer cargada con tantas cosas. - Bueno tengo alguien en frente mío. - Sonrió. El albino dejo las bolsas sobre la mesa. -En recompensa porque no me dejas invitarte algo, por haberme ayudado. - Ranmaru lo pensó ya que tenía cosas que hacer. -Mmmm mira qué te parece si lo dejamos para esta noche, impresióname y en cuanto termine el trabajo, me ducho y vengo para acá. - Guiñó un ojo.
 
La chica asintió contenta ya que a pesar de ella se considera una fan del grupo sentía que poco a poco estaba votando aquella pared que los alejaba. - ¿Te gusta la pizza? - Preguntó la chica. - A quien no le gusta la pizza. -  - Cuando era pequeña no me gustaba la pizza. - Ambos se rieron. - Bien tengo que irme que llegó tarde. 
-      Cuídate. - Ranmaru cerró la puerta detrás de si y la chica ahora ya tenía más sentido su vida, preparó las cosas, pero antes ordeno un poco.
 
Si bien a veces la flojera le ganaba esta vez iba a impresionar a Ran con una rica pizza. Como solía olvidar las recetas, las buscaba por Internet los ingredientes y como prepararlas.
Esa noche había preparado varias cosas, posiblemente venga con su grupo por lo que  el banquete sería mucho más grande de lo normal. Así que la joven chica había hecho dos pizza y posiblemente sería muy poco para ellos, pero bueno si tenían hambre se podría ir a comprar.


Ya todo esta listo, era momento de esperar al grupo, miró el reloj y no llegaban, podía ser que se retrasaron. Pasó dos horas más y Lucia miraba ansiosa-mente la mesa, ya tenía hambre así que posiblemente no llegarían temprano que digamos, así que ella comenzó a comer algunas cositas para picar. En ese momento tocaron la puerta y la rubia fue abrir, solo era Ranmaru que había llegado agotado.


-Creí que no llegarías.- Comentó la chica al notar que era solo él. -Lo lamento es que los chicos me invitaron a festejar a otra parte y a pesar de que les había dicho que tenía otro compromiso no me dejaron ir temprano.- Ranmaru miró la mesa al ver el gran banquete. -¿Todo esto es para nosotros?- Preguntó asombrado, posiblemente el cree que Lucia come en grandes cantidades y eso que no se le nota.


-Pues pensé que vendría con tu grupo e hice más de la cuenta.- Rió algo nerviosa y se llevó la mano hacia la nuca. -Pues tú no me dijiste que viniera con mis compañeros, pero si quieres los llamo.- El albino saco el teléfono pero Lu lo detuvo antes. -No hay problema en todo caso si sobra puedes llevarte un poco y comerlo al día siguiente. No hay drama. -
avatar
Christtinne Gabihel
Guerreros Terrestre

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 20/12/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: Off Topic :: Fan Fic

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.